ArtículosInicio

Policía era parte de una banda de narcos cuyo líder fue liberado tras caer en 2009

El sargento de policía y otras tres personas fueron aprehendidos por agentes antinarcóticos luego de ser encontrados traficando droga desde Perú hacia la frontera de Brasil

Fuente: Eju.tv

Las investigaciones realizadas durante un año por grupos de inteligencia de las unidades antinarcóticos llevaron a la captura de cuatro personas, entre ellos un sargento de policía y otros tres ciudadanos de nacionalidad boliviana, uno de ellos era un líder del narcotráfico que había sido capturado en 2009, cuando se incautó más de una tonelada de cocaína procedente de Perú, en dos inmuebles en la capital cruceña, pero que había sido liberado.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, indicó que el operativo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), se realizó a principio de esta semana en la ciudad de Santa Cruz, tras un año de investigación. Durante la acción, los agentes allanaron siete bienes inmuebles, se aprehendió a Lucio Pérez Romero, de 43 años, sujeto que en 2009 fue detenido en flagrancia junto a otros dos ciudadanos, en una de las incautaciones de droga más grande en el país.

Pero, cinco años después, en 2014, quedó en libertad. El sujeto continuó dedicándose al tráfico de sustancias controladas; sin embargo, la Felcn reactivó las investigaciones, logrando descubrir que la ruta que trazaban para el tráfico de drogas lo hacían desde la frontera de Perú hacia Puerto Quijarro, frontera con Brasil. Además, en uno de los vehículos a los que se hizo el rastreo, se observó al policía haciendo el carguío de combustible.

Es así que, esta semana, además de caer Lucio Pérez Romero, uno de los líderes de la banda, se aprehendió al policía Álex Apaico Mejía, de 28 años, así como a  Rolando Maida Aguilar, de 25 años y a Joel Égüez Molina, de 21 años. Todo irán ante el juez cautelar este jueves.

“Este caso tiene antecedentes desde la gestión 2009 donde existe una persona que estaba acopiando una tonelada de clorhidrato de cocaína de manera conjunta con su hermano (Róger) y una persona de nacionalidad peruana (Pelayo Onofre Mancilla López), pero lamentablemente esta persona encontrada en flagrancia fue liberada en la gestión 2014 (…), otro de los antecedentes son casos referentes en la gestión 2022 y 2023, casos de cocaína peruana que es traficada y usan el territorio nacional como ruta de tránsito”, dijo el ministro.

En el operativo en el que cayeron los cuatro narcotraficantes, se estima una afectación al patrimonio de narcotráfico en más de 2,8 millones de dólares, pues se incautó siete bienes inmuebles, 12 vehículos, joyas, celulares y sustancias controladas.

“Estamos desarticulando organizaciones criminales y capturando a los líderes de estas organizaciones. Pedimos el acompañamiento de la justicia boliviana, estas son personas que pueden mover grandes sumas económicas para corromper a la justicia”, señaló Del Castillo.

El ministro indicó que producto del seguimiento de dos casos de tráfico de droga peruana, es que se logró identificar al  líder de la organización criminal, quien logró liberarse de su proceso en 2014, pero hoy junto a sus tres cómplices, nuevamente se enfrenta ante la Justicia.

En cuanto al policía aprehendido, adelantó que se está tramitando su baja definitiva.

Por otra parte, agregó que existen otras personas en la mira, quienes serían integrantes de esta banda. “Aún existen ramificaciones dentro de esta organización criminal, esperamos presentar posteriormente a los otros miembros. Ya hemos podido identificar a la cabeza o pez gordo”, dijo.

Incautación de droga en 2009

El operativo ejecutado en 2009, en el que cayó Lucio Pérez Romero junto a su hermano Róger y el peruano Pelayo Onofre Mancilla López, se realizó el 20 de agosto, tiempo en el que se incautó 1.014 kilos de pasta base de cocaína, valuada en dos millones y medio de dólares. La drogada fue hallada en dos inmuebles que eran utilizados como centros de acopio.

Uno de los inmuebles estaba ubicado en la calle Innomidia y el segundo cerca de la avenida Internacional. Además, secuestraron un camión Dyna color azul placa 843-XAD, un automóvil Toyota blanco placa 1751-AGU, un automóvil Toyota plomo placa 1505-FAN, celulares, 540 dólares y 406 moldes entre metálicos y plásticos.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba