ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedosemana del 25 de AGOSTO al 31 de AGOSTO

BOLIVIA: EL PAÍS CON MAYOR VIOLENCIA CONTRA LA MUJER (ONU)

() Noticia: Repudio ciudadano a los feminicidios se hace oír  (El Deber 18-08-14).- Alrededor de 4.000 personas, que fueron convocadas el fin de semana inicialmente por las redes sociales, llegaron anoche al corazón de la capital cruceña para manifestar su indignación por el crimen de la joven bioquímica Sophia Calvo Aponte y por otra decena de feminicidios que sucedieron en lo que va del año en Santa Cruz.

() Comentario: Es penoso seguir escribiendo sobre este tema, pero la  trágica realidad de nuestras mujeres lo amerita. Existe una verdadera guerra contra ellas.

Es la tercera vez que me refiero al asunto, y desgraciadamente nada hace suponer que será la última. Decía en las anteriores veces, comentando la noticia que El 70% de las bolivianas es víctima de maltrato (El Deber 11-10-12):

“Esta es la noticia más trágica que he leído en los últimos tiempos. Me ha sorprendido muchísimo la poca cobertura de los medios (.) ¿Qué pasa con Bolivia? ¿Acaso no es trágico que les peguen y agredan a nuestras madres, a nuestras esposas, a nuestras hijas y a las mujeres en general? ¿No es 70% un porcentaje aberrante? ¿Acaso es cierto lo de “Por qué me quieren me apórrea”? (.) Según la OMS entre un 15% en Japón y un 71% en Etiopía y Perú (Perú 21) referían haber sufrido violencia física o sexual. ¡Bolivia y Perú!… ¿Será un efecto de la cultura andina? (.) Somos un pueblo enfermo, como escribió Alcides Arguedas en 1909″ (blogjimiortiz).

Si bien todos los asesinatos son lamentables, algunos de ellos impactan a la opinión pública por sus características y el nivel de violencia. Últimamente; en menos de un mes, son dos los que más me han impactado: el asesinato de Sandra Ramirez Olguín, mujer embarazada que le quitaron la vida por un monedero (El Deber 25 -07-14) y el asesinato de la bioquímica Sophia Calvo Aponte (El Deber 17 -08-14). Dos jóvenes, de diferentes estratos sociales, son víctimas de la barbarie.

La delincuencia no discrimina, mata ricos y pobres, a jóvenes y viejo, crespos y lacios. Por ese motivo la sociedad, sin distinción de ninguna naturaleza y ante la ausencia del Estado, debe unirse para luchar contra ella.

Datos del Cidem, de enero a junio, señalan que hubo 59 feminicidios en Bolivia. 97% quedan impunes (La Razón 14-08-14). Somos según la ONU, el país más violento contra la mujer en Latinoamérica (Página Siete 16-08-14). ¡Esto es una locura! Y el encargado número uno de la seguridad Ciudadana, el Presidente Evo Morales; según el artículo 172 inciso 16 de su Constitución, no hace ni dice nada.

En su discurso del 6 de agosto pasado, ni siquiera se acordó del tema, a sabiendas que la seguridad ciudadana es nuestro problema número uno. El Presidente está actuando irresponsablemente frente al pueblo boliviano en general y la mujer en particular. Está más preocupado con su re-reelección, que con la seguridad del pueblo. Su defensa de Ciro Zabala, el candidato que ofendió a las mujeres hace pocos días, es una prueba de ello (El Deber 20-08-14).

Su Excelencia, en una contundente demostración de voluntad política a favor de la mujer, debió haber expulsado a Zavala de su candidatura. Hizo lo contrario,  avalarlo.

El artículo 98 de la Ley Marco de Autonomía, declara al Estado como garante de los derechos fundamentales y la seguridad ciudadana una función esencial. Desgraciadamente es pura retórica, cuentos chinos del populismo boliviano.

Decía sobre el asesinato de Sandra Ramirez Olguín, en un artículo titulado Imperdonable asesinato: “Esta trágica noticia me avergüenza como Cruceño, hiere mi conciencia de ser humano y de cristiano”. Lo mismo digo por Sophia Calvo Aponte.

¿Cuántas familias tendrán que seguir llorando a sus seres queridos? ¿Cuántas veces más se tendrá que reunir el pueblo cruceño para sensibilizar a las autoridades? Lo único que me reconforta es la conciencia de mi pueblo, que sale en defensa de las mujeres, haciendo manifestaciones públicas en la Plaza 24 de Septiembre.

Insisto: “pido a los líderes regionales, a las instituciones y al pueblo en general, asumir su rol histórico. Hoy como ayer, nadie hará nada por Santa cruz, excepto nosotros mismos.

CREEMOS NUESTRA PROPIA COOPERATIVA DE SEGURIDAD.

En el pasado nadie nos dio gobierno y creamos el Comité pro Santa Cruz. Nadie nos dio luz y creamos laCRE. Nadie nos dio agua y creamos SAGUAPAC. Nadie nos dio teléfonos y creamos Cotas. Nadie apoyó nuestra agropecuaria y creamos la CAO. Nadie apoyo nuestra industria y nuestro comercio y creamosCAINCO. Todas ellas son instituciones exitosas que nos enorgullecen y son ejemplo para Bolivia y el mundo.”

Esta fue la fórmula que nos dio el triunfo en el pasado, y la que también nos dará resultados en el presente (blogjimiortiz 03-09-13)”.

Esperemos que el gobierno y la policía no actúen como el Perro del Hortelano: o nos dan seguridad, o nos dejan que nosotros mismos nos la demos. Su spots dice que: “la seguridad ciudadana es tarea de todos”. La Cruceñidad debe recoger el desafió.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario