ArtículosInicioJimmy Ortiz Saucedosemana del 19 de ENERO al 25 de ENERO

AGROPECUARIA CRUCEÑA, OPCIÓN ANTE CRISIS DEL PETRÓLEO

() Noticia: Gobierno y empresarios acuerdan realizar cumbre agropecuaria para el 3 de febrero (Página Siete 09-01-15).- Tras una reunión entre el presidente Evo Morales y los empresarios privados de Santa Cruz, se acordó realizar una cumbre agropecuaria el próximo 3 de febrero.

() Comentario: Por fin, después de 9 años de gobierno, las cosas se ponen en su sitio: el exitoso Modelo Cruceño es reconocido. Hubiera sido más patriótico recurrir a nuestros productores, en la búsqueda de construir un país verdadero, que fruto de necesidades económicas.

La historia se repite. Lo mismo ocurrió cuando al centralismo no le que quedó otra salida que implementar el Plan Bohan de 1942, 10 años después.

El Plan Bohan fue realizado por una misión económica de Estados Unidos a Bolivia. Llamado así por el nombre del jefe de la misión, Merwin L. Bohan. Fue un trabajo de ayuda del gobierno Norteamericano, a la recuperación y al desarrollo económico y social boliviano. Es un plan semejante al Plan Marshal, que se hizo para la recuperación europea de la posguerra. Es interesante destacar que el plan Bohan es anterior al Plan Marshal.

Este trabajo fue elaborado en momentos que Bolivia se encontraba sumida en una de sus recurrentes crisis, que incluso ponía en peligro su viabilidad. El Plan Bohan mostró un país como no lo pudieren ver nunca nuestros miopes políticos de ayer y de hoy. Mostró una real vía de salida a nuestro subdesarrollo, con recetas del famoso Memorándum de 1904.

Este plan marcó el inicio de la Tercera República, la necesidad de transformar al oriente en el motor y la cabeza del país, más por una necesidad de supervivencia, que de un sentido de Patria. Igual que hoy.

El plan Bohan proponía: una red caminera; cuya estrella era la carretera asfaltada Cochabamba-Santa Cruz, fomento a la producción agrícola y ganadera, establecimiento de plantas agroindustriales, agencias de créditos y otros necesarios para la expansión agrícola y pecuaria. Desarrollo de campos petroleros probados y explotación de nuevas áreas. Para todo esto se presupuestaba 88 millones de $us.

Hoy el gobierno nacional descubre el hilo negro, a 73 años de Merwin Bohan, pero más vale tarde que nunca.

Si existe una verdadera voluntad política del gobierno nacional, de hacer un plan made in Bolivia; un Plan Bohan II. Lo primero que tiene que hacer es cambiarse el chip minero por un chip agropecuario, o por lo menos tener ambos. Lo que implica adoptar una mentalidad agropecuaria en el Estado, como lo tienen Brasil, Argentina, Paraguay, Europa y Estados Unidos, que valoran al sector y su importancia económica-social en el progreso del país.

A continuación presento algunas sugerencias para la cumbre de febrero: Hay que comenzar dando al productor seguridad jurídica sobre la tierra, éste es un tema básico. El Poder Legislativo debe crear unaverdadera ley contra los avasallamientos de tierras, que tanta inseguridad generan, endureciendo las penas respecto a la legislación actual. El manejo político de la tierra, que tanto daño le hace a Bolivia desde 1952; incluida la destrucción de Cochabamba como el granero de Bolivia, tiene que terminar.

Se tiene que fortalecer las universidades y los institutos medios agropecuarios e industriales, así mismo promover la capacitación de nuestros técnicos en el exterior. Mejorar las estaciones experimentales y dar asistencia técnica al productor. Fomentar la biotecnología; desechando los dogmas sin sustento científico. Es necesario entrar en la era de la economía del conocimiento, creando patentes bolivianas en el rubro. Hay que fomentar la creación de cooperativas del sector y fortalecer los gremios agropecuarios.

Permitir la importación de insumos, maquinarias y otros, con arancel cero. Mantener suministros estables de gasolina y diesel. Crear y fortalecer la infraestructura rural como: electrificación, baterías de silos, puestos de gasolina,  construcción y arreglo de caminos vecinales, carreteras principales y otros.

Crear un Banco Agropecuario e industrial, para ofrecer créditos de fomento. Crear el seguro agropecuariopara todos los productores, y establecer políticas de precios mínimos. Hacer mercados mayoristas para transparentar los precios y facilitar la comercialización en un mercado perfecto. Frenar el contrabando yfomentar las exportaciones. Prohibir las exportaciones, nunca favoreció la producción.

Otorgar subvenciones selectivas, por ejemplo para la tecnología de punta. Cuidar el medio ambiente; tanto en la producción ambientalmente sustentable, como respetando las áreas protegidas proveedoras de servicios ambientales.

Es necesario nombrar Ministros de Agricultura, a profesionales del área, no a políticos. Hay que institucionalizar y despolitizar el INRA. Es necesario también que nuestras representaciones diplomáticas en el exterior, cumplan la misión de ser herramientas del mercadeo de nuestros productos, buscando nuevos mercados y promoviendo las exportaciones, como lo hacen todos los países.

Un apunte final, una alianza de este tipo requiere coherencia y lealtad. No se puede por un lado dar la mano y por el otro el puñal. El montaje  Rózsa-Sosa debe ser cerrado, Santa Cruz sufre injustamente con ello. Su Excelencia haría bien en apartarse del caso, la justicia de Irlanda está ojo al charque.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario