ArtículosInicioSaul J. Escalerasemana del 28 de NOVIEMBRE al 4 de DICIEMBRE

REPORTE PGnet No. 427: ELECCIONES PRESIDENCIALES EN U.S.A.

Edgar Ugarte, M.Sc. Ing. Civil

Palo Alto, California, USA

eougarte@gmail.com

 

El pasado 8 de Noviembre de este año, la población de los EE UU salió al fin de la neblina política que había cubierto el país durante la última campaña presidencial. Esta campaña donde lo inesperado era la norma, llego a bajos niveles en el discurso político que jamás se había visto en la historia de los Estados Unidos.

La sorpresa final de la campaña divisoria que se llevo este año, fue la elección del republicano, Donald Trump, quien de acuerdo a todas las encuestas nacionales realizadas durante la campaña, inclusive el día anterior a la votación, no se lo consideraba como ganador.

Los resultados de esta competencia muestran que varias cosas no son lo que aparentan ser: Primero, las encuestas hechas por profesionales aseguraban el triunfo del partido Demócrata para la presidencia; Segundo, el estilo de campaña que hizo el republicano, sin mucha organización política en las bases, cambiara la norma para futuras elecciones; Tercero, el numero de votantes que apoyaron al republicano no eran miembros del partido republicano, sino eran votos en contra de la candidata Demócrata y el Status Quo del Gobierno. Finalmente, las promesas hechas por el candidato republicano no están cerca de la realidad para poder realizar los programas de gobierno prometido por Trump.

Por alguna razón, uno puede pensar en los ingleses que hace poco votaron para salir de la Unión Europea y casi inmediatamente vieron que esta decisión – que era más emotiva que racional –  tenía mas desventajas que ventajas y hoy empiezan a sentir los efectos negativos sobre la  economía con un fuerte impacto sobre su población donde hay un gran aumento de desempleo. Similarmente, en las últimas elecciones en Estados Unidos la campaña del republicano ganador era más emocional que racional.

La elección de Trump a la presidencia de Estados Unidos posiblemente traiga un cambio en el estilo en las relaciones exteriores del país norteamericano con el mundo, con países  amigos y no amigos. Entre las ideas presentadas en este aspecto esta la deportación de 11 millones de personas indocumentadas que supuestamente viven en los Estados Unidos en el presente y la construcción de una pared en la frontera con México y que seria pagada por México. Expertos en economía y seguridad dudan que estas ideas sean factibles, a parte de ser costosa la idea de deportar a millones de  gente que trabaja en industrias básicas como construcción, hoteles, y agricultura  donde la mayoría de los indocumentados trabajan y crearía problemas económicos en los ámbitos de cada industria y el efecto se podría sentir en la economía nacional.

El Republicano Trump no hizo mención específica de las relaciones futuras con el continente Latinoamericano donde los Estados Unidos había perdido su habilidad de influenciar a los gobiernos  hasta hace poco, cuando empezó el acercamiento con el gobierno de Macri

En  la Argentina, aun esta mejora se enfriará un poco, debido a que el presidente Macri tuvo una interacción directa con Trump hace años que no fue satisfactoria para Macri, de acuerdo a reportes en la Argentina.

Respecto a las futuras relaciones entre Estados Unidos y Bolivia es posible que no sea mejor de lo que es hoy, debido a que el Republicano opera con un criterio mas conservador que Obama y con una perspectiva de hombre de negocios, además Trump no apoya el concepto del calentamiento global. Por lo menos así mencionó el en sus comentarios durante su campaña electoral, mientras que el presidente Evo Morales habla de un apoyo de protección al medio ambiente.

El conundrum que existe con lo que se conoce públicamente de Trump hasta hoy, es la inconsistencia en las postulaciones que hizo durante su campaña hacia la Presidencia de Estados Unidos. Este cambiaba sus comentarios de un  día al otro, a veces en forma diametricalmente opuesta y sin mayor explicación. La esperanza de la gente será que el republicano ganador aprenda el proceso de un gobierno representativo y pueda templar sus ideas en una manera consistente con las normas de política en un país democrático como lo es Estados Unidos.

Una nueva realidad económica y política se ira perfilando para los Estados Unidos en los próximos cuatro años y esperamos sea mas positiva que la campaña electoral que acaba de terminar.

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ve también:
Cerrar
Botón volver arriba